Fotógrafo de boda en Nuevo Vallarta – Gran Mayan Palace, Riviera Nayarit

    La primera boda para cual trabajé, fue en la Bahía de Banderas, se dio a cabo en el Hotel Gran Mayan Palace en Puerto Vallarta. Eso fue hace ocho años, aún no era un fotógrafo, y no tenía ni el diez por ciento del material con cual trabajo hoy. Estaba bastante nervioso y no tenía ni idea de lo que significa ser un fotógrafo de bodas, mi backstage era mis pinturas, mis esculturas, mi pasión por las artes, un reportaje fotográfico de un viaje en Islandia, y una colección de fotografías personales. Así todo inició, tantos años después de esa primera boda, que fue en la que mi pasión por la fotografía comenzó a desarrollarse, hoy estoy aquí de nuevo, en el Hotel Gran Mayan Palace, para captar los mejores momentos de la boda de los encantadores Pao y René.

    El Hotel Gran Mayan Palace Nuevo Vallarta es un lugar enorme, y no es fácil de encontrar un lugar para hacer una sesión. Y ahí está la paradoja, es muy inquietante cuando llegas allí como fotógrafo, pues sientes que quieres disparar en todas partes, pero definitivamente, eso no puede encajar con el evento para cual viniste a trabajar. No puedo llevar la novia y el novio a cualquier lugar que se encuentra a una distancia de traslado de más de 20 minutos de la fiesta, hacer las tomas, que implica cambio de lentes, encontrar los ajustes adecuados, preparación de las luces, encontrar las ideas, es una carrera, no hay tiempo para pensar, y no hay tiempo para caminar. Pero lo logramos en los 20 minutos, nos fuimos al lugar más cercano que tenía encanto, lejos de la masa de los equipos y la infraestructura del turismo y conseguimos las tomas que buscábamos.

    Después de todo que me queda decir, mi trabajo, significa muchas cosas, entre ellas se requiere mucho para encontrar la buena toma, lo cual está muy lejos de solo ser una persona sensible y tener talento para ver y pintar con las luces, no voy a escribir una lista de lo que se requiere, pero me limitaré a decir que cuando vuelvo a casa, me siento agotado físicamente como si hubiera ido a correr para los juegos olímpicos. Siendo honesto, les diré que me gusta mucho lo que hago, que todavía no dormiré hasta haber revisado las fotos, lo que significa esperar hasta las 4am que hayan sido trasladadas a la computadora, lo que significa un hermoso día de 18 horas de trabajo continuo. Pero como ya he dicho; ¡Me encanta!

    No se imaginan la emoción que me da ver la felicidad de los novios y sus comentarios al ver las fotos de boda, cuando comienzan a recordar cada detalle, y cada anécdota, es realmente gratificante tener un trabajo que de tanta felicidad a sus clientes, espero que Pao y Rene sean felices hoy y siempre, y que cada que vean sus fotos puedan recordar y volver a vivir todo el amor y la emoción de esos momentos.

    La decoración de la boda fue realizada por Talbot Ross Weddings & Events, una empresa de diseño y coordinación de bodas y eventos situada en el centro de Puerto Vallarta, se puede solicitar más información en el siguiente enlace:

    Más información en: www.talbotrosseventrentals.com

    Más información en: www.talbotross.com